31 mayo 2008

Banco Mundial ayudará a mitigar efectos de cambio climático

Proyecto se ejecutará en comunidades aledañas a nevados Huaytapallana y Salcantay. Entidad financiera busca implementar, en las zonas afectadas por el frío, actividades piloto de adaptación a la falta de agua, lluvias, etc. De dar resultado se podría mitigar en algo los efectos del efecto invernadero sobre la Cordillera Blanca.

El Banco Mundial (BM) financiará en Perú, Bolivia y Ecuador el proyecto 'Adaptación al impacto de la disminución de los glaciares en los Andes Tropicales', con la intención de identificar las opciones de resistencia que tienen los pobladores expuestos a los fenómenos del clima.

"La idea es implementar, en las zonas afectadas, actividades piloto de adaptación a la falta de agua, a la deglaciación y a las lluvias, enseñándoles a los pobladores los costos y beneficios que les podrían generar si invirtieran en ello", explica Carlos Felipe Jaramillo, director de la Región de América Latina y el Caribe del BM.

El ejecutivo explicó que en este proyecto se invertirán 7 millones y medio de dólares. La finalidad es contribuir al fortalecimiento de la resistencia de los ecosistemas al impacto de la disminución de los glaciares. El trabajo que se implementará en esas regiones alejadas buscará impedir que suceda lo mismo que con lo que fuera el nevado Pastoruri.

Graves ejemplos del cambio
En 1995 era un portentoso nevado con un área de 1.8 kilómetros cuadrados. Hoy se le define como “una cubierta de hielo”, la disminución de su superficie glaciar ha llegado hasta el 40%. Sí, El Pastoruri, uno de los símbolos de la Cordillera Blanca peruana hasta hace unos años, ha quedado convertido en un microcasquete de 1.1 kilómetros cuadrados, motivo por el cual ha perdido la calificación de “nevado”.

La Cordillera Blanca peruana, desde 1970 hasta el día de hoy, a menos de cuatro décadas, ha perdido más del 20% de su superficie de hielo. Según imágenes satelitales del 2002 y 2003, es de 535 kilómetros cuadrados, lo que representa una disminución del 25 por ciento respecto a lo que había en 1970.

Eso no es todo, entre 1948 y 1977 el promedio de retroceso anual de los frentes glaciares en la Cordillera Blanca era de entre 8 y 9 metros por año. Pero desde 1977 hasta la fecha el retroceso es del orden de 20 metros. Ahí están los ejemplos del glaciar Broggi, que retrocedió 941 metros en 56 años (1948-2004); el Uruashraju, 682 metros en 57 años (1948-2005); el Yanamarey, 724 metros en 57 años (1948-2005); y el Gajap, 499 metros en 57 años (1948-2005).

El Inrena asegura que se deben aplicar medidas que permitan disminuir el incremento de la temperatura global. Como se sabe, el 3 de diciembre del 2007 fue cerrado e ingreso al Pastoruri, el cual se calcula, desaparecerá en 10 años.

Los planes
El jefe de la Unidad de Cambio Climático del Conam, Ricardo Giesecke, aseguró que la iniciativa del BM no es reciente, puesto que en Perú se viene trabajando en ella desde hace un año. Remarcó que su ejecución comenzará en los próximos días en las comunidades aledañas a los nevados Huaytapallana (Junín) y Salcantay (Cusco).

"Un grupo de expertos enseñará a los residentes de esos lugares a prescindir de los canales de riego y a utilizar tubos y la técnica del goteo para que sus predios agrícolas no se pierdan por la falta de agua como consecuencia de la deglaciación", indicó. El representante del Conam sostuvo que son los propios pobladores quienes vienen identificando, con asesoría, cómo están siendo afectados por el cambio climático.

Finalmente, remarcó que con la finalidad de mitigar los efectos del clima, los cuales son más que evidentes en la Cordillera Blanca, el BM apoyará el plan en Perú con otros US$7 millones, que serán entregados por el Pronamachcs, por el municipio de Santa Teresa (Cusco) y por el gobierno regional de este departamento.


1 comentario:

Manuel dijo...

Es una pena tremeneda, no se imaginan lo que es viajar a Ancash y encontrarse sin nevados. Eso me ocurrio hace unos meses que fui de paseo a Huari y vi paisajes distintos a los que recordaba en mi niñez. Lastimosamente estos daños ya no son reversibles.

Manuel

VoyeurPeru