11 junio 2006

otra vez aquí

“Es tan difícil ser justo la felicidad”
Julio Cortázar


Cuando no hay alegría,
te enfrentas a ti mismo y temes perder.
Tus alas se desprenden, se queman y
se cansan de ti.

Te vuelves un iluso y a la vez un bufón,
un arlequín frustrado y convulso sin ningún amo.
Tu risa se pierde pues ni el aire la acoge.
El llanto te abandona, el sueño no quiere dormir.

El gris no te sonríe y te das cuenta
Que no eres invencible.

Cuando no hay alegría pululas en el pasado.
El daño es más grande que tú.
Te rindes como el gran cobarde que siempre escondiste.

Nada alcanza. Todo no es suficiente.
Muerdes, gritas y, sigue siendo inútil.

¿Acaso algo es tuyo?
¿Lo fue alguna vez?

Cuando no hay alegría, solo existes como
Un vampiro sin alma que puede mirar el sol.
Nocturno del día, ecuación disidente.
Nada del aire. Nada de ti.

En una eterna pausa...

1 comentario:

Ciclopa dijo...

Muy bonito tu lugarsito donde escribes...