03 octubre 2007

Prostitutas sufren estrés
postraumático "irreparable"


Durante el seminario "Derechos humanos, prostitución y su impacto en la mujer", celebrado en España, psicólogos advierten que efectos físicos y psicológicos de la prostitución son devastadores. Instan gobiernos a incluir problemática en sus agendas políticas.

Como lo lee. Lo que para muchos no solo es el oficio más antiguo sino además el más fácil de ejercer, la prostitución, causa un estrés irreparable y superior al de los veteranos de la guerra de Vietnam. Así lo señaló la psicóloga forense Odette Terol en una conferencia organizada por la Asociación de Mujeres por la paz Mundial.

Terol añadió que solo en España, el 90% de las meretrices fueron obligadas a ejercer el oficio. "Las que dicen que la ejercen suponen un 10 por ciento y generalmente es una elección forzada ya que tienen personalidades desestructuradas por abusos sexuales o violaciones anteriores que deja en ellas una baja autoestima", agregó.

Otra de las participantes en el coloquio, la profesora de periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, Concha Fagoaga, señaló que la publicidad de servicios sexuales que aparece en la prensa de prestigio es un fenómeno que sólo ocurre en su país.

A su juicio, este tipo de anuncios legitima la prostitución como bien de consumo, al ser publicitado como cualquier otra cosa o servicio, y son contrarios al discurso que aparece en las páginas informativas de los diarios sobre la necesidad de atajar el tráfico de mujeres.

¿Y EN PERÚ?
Disentimos con la colega española. De seguro en toda Sudamérica hay anuncios en diarios, radios televisión e Internet con los tan mencionados servicios de masajes, acompañantes, etc.

Nos preguntamos, si eso sucede en España, un país del primer mundo, ¿cuál es la situación en Perú? Pues peor aún. Sabemos que hay un deleznable y productivo tráfico de menores y que incluso en la sierra, las mujeres con más de 55 años ejercen la prostitución, con polleras y todo.

No hay que ir muy lejos para verla, esta a la vuelta de las esquina. Y aunque complicado el tema, como todos los trabajos, debe ser una elección, debe ser legitimado. No a las esclavas sexuales. No a las niñas -o niños- ejerciéndola. Hagamos algo y denunciemos a los responsables.

Los dejo con un reportaje sobre prostitución infantil publicado en Caretas Nº 1843

No hay comentarios.: